Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

domingo, 4 de octubre de 2020

Diputado del Frente Amplio dice es ilegal declaración del ministro de trabajo

SANTO DOMINGO.- El diputado nacional del partido Frente Amplio Juan Dionicio Rodríguez Restituyo, declaró como contradictorias e ilegales las pretensiones del Ministro de Trabajo de eximir a las empresas del pago del salario de Navidad, y que contradicen las pretensiones del gravar ese derecho que tienen los trabajadores y trabajadoras, en la propuesta del Presupuesto.

‘’Conforme a las disposiciones de los artículos 219 al 222 del Código de Trabajo y los artículos 36 y 37 del Reglamento de Aplicación del Código de trabajo este salario no es susceptible de gravamen, embargo, cesión ni venta conforme a la Ley- incluso está exento de pago de impuestos, este salario que es sagrado en termino laboral, ni siquiera constituye salario cotizable a los fines de las contribuciones al sistema dominicano de seguridad social establecido en la ley 87-01. Porque es un derecho adquirido por los trabajadores/as durante el año’’, argumentó Rodríguez Restituyo.

El dirigente político manifestó que estas leyes no pueden ser modificadas por la Ley del presupuesto para gravarlo, ni se puede eximir a los empleadores de su pago, que en ningún caso será mayor de cinco salarios mínimos, exento de todas las exenciones.

‘’Esto sería demoledor para la clase trabajadora, que, si bien hay que proteger las empresas, el gobierno en medio de la pandemia ha acudido en su ayuda, con innumerables subsidios, incluyendo el pago de los salarios de los trabajadores, que en definitiva es un pago a las empresas’’, argumentó Rodríguez Restituyo.
El secretario general del FA expresó que estas pretensiones son contradictorias y abusivas porque se quiere gravar lo que se pretende eximir.

Rodríguez Restituyo hizo un llamado a que esta situación de crisis que vive el país fruto de la pandemia, requiere mucha inteligencia y una gran unidad, donde todos los sectores comprometidos con el bien del país deben sacrificarse, pero no solo los más necesitados, y llamar al gobierno a rebajar los grandes subsidios que tienen las grandes empresas para enfrentar esta situación. 
Por: El Día