Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

jueves, 15 de octubre de 2020

Comentario económico: “Punta Catalina como negocio”

Santo Domingo.- La Central Termoeléctrica Punta Catalina es uno de los negocios más grandes y rentables del país. Su capacidad de generar el 30% de toda la demanda del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) le permite obtener ingresos mensuales en el entorno de los 40 millones de dólares, de los cuales alrededor de 20 millones de dólares son beneficios (EBITDA, por sus siglas en inglés).

Punta Catalina debe ser operada como un negocio para poder producir esos ingresos y beneficios. Además de darle un mantenimiento adecuado, con el personal capacitado, se necesita adquirir oportunamente el carbón, los consumibles (como cal, diesel, aceite, entre otros), los servicios (como el transporte marítimo o terrestre) y los repuestos necesarios para operarla eficientemente.

Lamentablemente, la nueva administración de la CDEEE y de Punta Catalina han tomado medidas que han deteriorado la capacidad de adquirir de manera sostenida esos bienes y servicios. La decisión de liquidar la CDEEE y la usurpación de funciones realizada por el Ministro de Energía ha provocado el rompimiento del flujo de los procesos de compra y de pago.

Esa nueva administración ha sido incapaz de realizar algún proceso de compra nuevo. Y ha acumulado cuantiosas deudas con los suplidores, que no se justifican, dada la extraordinaria capacidad de generación de ingresos de Punta Catalina.

En la actualidad, los suplidores de cal se encuentran ahogados financieramente porque la CDEEE no le paga. Uno de ellos ha agotado totalmente su caja y no tiene más capital de trabajo para comprometer en cuentas por cobrar a la CDEEE. Y otro tiene una situación tan grave que no tiene recursos para pagar los impuestos la semana próxima. Y para colmo, las entidades financieras no quieren descontarle esas facturas por la incertidumbre que ha provocado la noticia de que la CDEEE será liquidada.

Ante la morosidad de la CDEEE y de Punta Catalina, la decisión de esos suplidores será la de detener el suministro de su producto. Si eso ocurre, no me cabe la menor duda de que la Central Termoeléctrica Punta Catalina tendrá que dejar de operar en muy pocos días.

Dada la importancia que tiene esa empresa para el sector eléctrico nacional y para las finanzas públicas, le recomiendo al presidente Abinader que llame hoy mismo al ministro de Energía, Antonio Almonte, y le ordene hacer los pagos correspondientes a esos y otros suplidores, antes de que el pueblo dominicano comience a sufrir por el aumento de los apagones. Ese es mi consejo de hoy. CDN

Por: Jaime Aristy Escuder