Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

jueves, 11 de junio de 2020

Siete millones de personas morirán este año por enfermedades relacionadas con fumar

Santo Domingo.- Siete millones de personas morirán este año por enfermedades relacionadas con fumar. Es por ello que expertos resaltaron la necesidad de que los fumadores accedan a productos de nicotina más seguros y regulados, como los vaporizadores (cigarrillos electrónicos), snus sueco, bolsas de nicotina y productos de tabaco calentado, para así contribuir con la reducción de riesgo del tabaco.


En ese sentido reconocieron que fumar es la principal causa individual de enfermedades no transmisibles (ENT) y que mata a la mitad de todos los que fuman, siendo la quema del tabaco y la liberación e inhalación de humo lo que causa enfermedades.

En 2017, según el estudio de la Carga Global de las Enfermedades estimó que fumar representó directamente 7,1 millones de muertes prematuras, con otros 1,2 millones de muertes atribuidas al humo de segunda mano.

Problema

“Actualmente, entre los obstáculos que impiden la adopción generalizada de la reducción de los daños causados por el tabaco se encuentran las grandes fundaciones filantrópicas estadounidenses con una visión miope del control del tabaco, que crean divisiones donde no deberían existir, y las organizaciones internacionales aferradas a una visión estrecha de lo que define el éxito”, dijo Gerry Stimson durante el séptimo Foro Mundial anual sobre la Nicotina (GFN), realizado hoy de manera virtual.
El GNF es la única conferencia internacional centrada en el papel de los productos de nicotina más seguros en la reducción de los daños relacionados con fumar.
La conferencia se realiza en línea de gratuita (jueves 11/viernes 12 de junio) debido al COVID-19.

Durante el foro los expertos manifestaron que, si bien los esfuerzos para controlar el tabaco dirigidos por agencias internacionales como la Organización Mundial de la Salud han reducido las tasas mundiales de fumadores, queda mucho por hacer.

El 80% de los fumadores del mundo viven en países de ingresos medios y bajos, los menos capaces para implementar medidas de control del tabaco y los sistemas sanitarios menos capaces para hacer frente a la carga de morbilidad de fumar.

Para ellos los productos mas seguros de nicotina, cuando están disponibles y son asequibles, como el vapeador y el snus, ofrecen a los fumadores más opciones para dejar el tabaco combustible.

“La reducción de los daños causados por el tabaco es una buena salud pública. Comienza con la gente que importa, gente que fuma, y gente que ha cambiado a una alternativa seleccionada, y fomenta y alienta el cambio. La reducción de los daños causados por el tabaco no es contraria al control del tabaco; debería formar parte de ella”, indicó Gerry Stimson, director del Foro Mundial Anual sobre Nicotina.

Expresó que la comunidad mundial de la salud pública debe desarrollar una mayor ambición sobre lo que se puede hacer, así como una dosis saludable de compasión por las personas que viven con las consecuencias de la falta de acción.

Stimson explicó que los consumidores de muchos países, entre ellos Suecia, Noruega, Islandia y ahora Japón, han demostrado que se pasan a las alternativas diferentes a los cigarrillos cuando tienen la opción de hacerlo. 
Fuente: El Día