Covid-19: cobertura multiplataforma de TVN por coronavirus

Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

jueves, 21 de mayo de 2020

Principales medidas restrictivas de República Dominicana por COVID-19

El 1 de marzo de este año se reportó de manera oficial el primer caso de la enfermera de coronavirus COVID-19, por lo que se activaron las alertas en los organismos se Salud Pública y control en las fronteras aéreas y marítimas del país. Se trató de un turista de nacionalidad italiana de 62 años que de inmediato fue puesto en cuarentena, aunque ya había asistido a varios centros se salud en los que tuvo contacto con personal médico.
Hasta este momento la vida en la República Dominicana transcurría de manera normal, en momentos en que la nación pasaba por el trauma de las fallidas elecciones municipales del 16 de febrero y se encontraba a las puertas de la reanudación de las mismas el 15 de marzo, con el elemento de que los ánimos estaban caldeados por la suspensión de los comicios.
Cuando el calendario marcaba el 16 de marzo se reportaba el primer fallecido de COVID-19 en el país y un total de 21 casos de contagios, esto luego de las elecciones que reflejó una abstención de entre un 40 a 50%, situsción que se atribuyó al temor a contraer Coronavirus en la ciudadanía.

El martes 17 el presidente Danilo Medina envió al Congreso Nacional la solicitud de conocimiento del Estado de Emergencia, lo que luego de ser aprobado por los legisladores se avaló mediante el decreto 134-20, por un periodo de 17 días.
La disposición establecía entre otros puntos, el cierre de las actividades públicas y privadas, la prohibición de eventos en los que se pudieran aglomerar personas, como forma de evitar contagios comunitarios de una enfermedad de la que poco se sabía hasta el momento en el mundo.
Se prohibió durante todo el día las labores de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), el Teleférico y el Metro de Santo Domingo y la circulación de autobuses y minibuses interurbanos.
En ese orden, el Poder Ejecutivo rendiría informes periódicos a la Comisión Bicameral del Congreso Nacional, que se integró para dar seguimiento a las acciones adoptadas durante el período de excepción para combatir el coronavirus (COVID-19), evitar contagios masivos y satisfacer las necesidades de la población más vulnerable.
Se dispuso de igual modo, que sí cinco días antes del vencimiento de este plazo no hubiesen cesado las causas que dieron lugar a esta declaratoria de emergencia, el Poder Ejecutivo podría solicitar al Congreso Nacional la prórroga, de acuerdo con lo establecido en el artículo 28 de la Ley 21-18.
Toque de queda
Otra de las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo para obligar a las personas a permanecer en sus casas, fue el establecer el toque de queda en todo el país desde el 21 de marzo hasta el 3 de abril, de 8:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana, en esta norma quedaban exceptuadas las personas dedicadas a los servicios de salud, como médicos, enfermeras, bioanalistas y personal, así como las que tuviesen alguna emergencia, las dedicadas a seguridad privada identificadas y los medios de comunicación acreditados.
Con estas medidas, el Gobierno intentaba romper la cadena de contagio del COVID-19.
Extensión del Estado de Emergencia
Finalizado el Estado de Emergencia, él presidente Medina mediante el decreto 148-20, lo extendió por un plazo de diecisiete (17) días contados a partir del día 14 de abril de 2020 en todo el territorio nacional.
Gobierno extiende horario de toque de queda
A partir del 27 de marzo Poder Ejecutivo dispuso extender mediante el decreto 138-20 el horario del toque de queda que el lo adelante sería desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana. Que en su horario anterior era de 8:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana.
Obligatoriedad de uso de las mascarillas
El ministro de Salud Pública el 16 de abril dispuso luego de la publicación de diferentes estudios y la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, de la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios públicos y lugares de trabajos, hasta tanto se tomaran otras medidas más restrictiva en esa dirección.
Además se ordenó que las instituciones de intermediación financiera y centros de servicios habilitarán cajas especiales para atender a los adultos mayores.
Sánchez Cárdenas dijo que en los espacios públicos, incluidos los bancos, supermercados y otros negocios, sería obligatorio el uso de mascarillas en toda la población para reducir la propagación del coronavirus.
Uso de guantes no es necesario
Sobre el tema habló el 13 de abril el asesor del Poder Ejecutivo en Salud Pública, Amado Alejandro Báez, quien manifestó que el uso de guantes no era necesario como medida de prevención ante en Covid-19.
Asimismo, el ministro de Salud Sánchez Cárdenas, agregó que este utensilio no garantizaba la salubridad en las personas que lo utilizarán, que más bien recomendaba el lavado de forma frecuente de las manos.
Reapertura gradual de la economía
Ante el reclamo persistente de amplios sectores de la economía nacional, él presidente Danilo Medina anunció domingo 18 de mayo que el miércoles 20 del mismo mes, se iniciaba una primera fase de la “desescalada” de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.
En esta primera fase se permite la reapertura de empresas, que cuenten con un personal reducido, así como la vuelta al funcionamiento del Metro, Teleférico y autobuses de la OMSA, con límite del 30 % de su capacidad.
El Ejecutivo detalló que el plan incluye cuatro fases y cada una de estas durará un mínimo de 14 días, sin embargo una dependerá de la anterior para su avance, así como del comportamiento de la población.
En esta primera fase se permitirá operar parcialmente a las empresas de acuerdo a su tamaño y al número de empleados.
“Así, en las microempresas, que pueden tener hasta 10 empleados, podrán trabajar hasta 5 empleados o no más del 50% del personal. En las pequeñas, que son aquellas de entre 10 y 50, podrán trabajar un mínimo 10 personas y no más del 50% de sus empleados”, expresó el presidente Medina.
En tanto, las empresas medianas y grandes deberán operar, como máximo, con el 25% del personal en la primera fase. Por su parte, el sector público comenzará a laborar también con el 50% del personal, quedando autorizados los incumbentes a incrementar ese porcentaje si las necesidades así lo demandan.
Sin embargo en visita de este reportero a una institución pública, comprobamos que según nos explicaron permanecerá cerrada por un mes más. RSA
Fuente:Ndigital