Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

sábado, 2 de mayo de 2020

A cien años de la gripe española: cómo el mundo cambio con la peor pandemia del siglo XX

Catalogada a menudo como "la madre de todas las pandemia", la que pasaría a la historia como gripe española causó la muerte de entre 20 y 50 millones de personas alrededor del mundo, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud.
La pandemia de gripe de 1918, también denominada incorrectamente gripe española fue una pandemia de gravedad, causada por un brote del virus Influenza A del subtipo H1N1.​ A diferencia de otras epidemias de gripe que afectan principalmente a niños y ancianos, sus víctimas fueron también jóvenes y adultos saludables, y animales, entre ellos perros y gatos.​ Se considera la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas. Esta cifra de muertos, que incluía una alta mortalidad infantil, se considera uno de los ejemplos de crisis de mortalidad.

Otro foco de la enfermedad se localiza en Asia central, en el que era parte del extenso Imperio ruso, la cual asolada por una epidemia de gripe desconocida ocurrida entre 1889 a 1890, llegando a puertos orientales de Rusia en ese año y de allí exportada por navíos militares a América globalizándose en el mundo.
La enfermedad fue reportada por primera vez el 4 de marzo de 1918, en Fort Riley (Kansas, Estados Unidos) aunque ya en el otoño de 1917 se había producido una primera oleada heraldo en al menos catorce campamentos militares. Tradicionalmente se ha localizado al paciente 0 en Estados Unidos, concretamente, en el Condado de Haskell, en abril de 1918, y en algún momento del verano de ese mismo año este virus sufrió una mutación o grupo de mutaciones que lo transformó en un agente infeccioso letal. El primer caso confirmado de la mutación se dio el 22 de agosto de 1918 en Brest, el puerto francés por el que entraba la mitad de las tropas estadounidenses aliadas en la Primera Guerra Mundial.
Recibió el nombre de gripe española porque la pandemia ocupó una mayor atención de la prensa en España que en el resto de Europa, ya que no estaba involucrada en la guerra y por tanto no se censuró la información sobre la enfermedad. Aunque el origen del virus se acepta que fue Estados Unidos —fue el 4 de marzo de 1918 en Camp Funston, uno de los campamentos militares establecidos en Kansas tras el comienzo de la I Guerra Mundial donde se registró el primer caso—, un estudio de 2014 plantea la hipótesis de que el origen de una de las cepas letales del virus pudo estar en Madrid, aunque sin pruebas científicas de que esto fuera así.

Los tratamientos en esa época eran limitados. El primer antibiótico solo fue descubierto hasta 1928 y la primera vacuna para la gripe solo estuvo disponible en los años 40.
Para destacar era que no había sistemas públicos de salud. Laura Spinney, científica, explicó: "En las naciones industrializadas, la mayoría de los médicos trabajaba de manera independiente o era financiado por instituciones benéficas o religiosas. Y muchas personas no tenían acceso a ellos”.

La pandemia dejó consecuencias en todos los ámbitos y cambios muy marcados como inclinar la balanza de género en muchos países. La merma en la fuerza laboral en EE.UU. les abrió varias puertas a las mujeres.

Las trabajadoras se beneficiaron de los aumentos salariales que resultaron de la escasez de mano de obra. Los salarios en el sector manufacturero de Estados Unidos aumentaron de US$0,21 la hora en 1915 a US$0,56 en 1920.
En el aspecto genético, se sabe que los bebés nacidos en esa época tendían a tener menos opciones de acceder a educación superior o ser empleados de tiempo completo. Análisis indicaron que los jóvenes nacidos en 1919 tenían "1mm" menos de estatura promedio que el resto de sus colegas.

En 1923, la Liga de las Naciones, el organismo multilateral que antecedió a la ONU, creó la Organización de la Salud, una agencia técnica que creó nuevos sistemas internacionales de control de epidemias y fue conducida por médicos profesionales en lugar de diplomáticos, como lo era el organismo supranacional encargado de los temas de salud hasta entonces, la Office International d'Hygiène Publique.

Por último, esta pandemia dio origen al aislamiento social: en distintas localidades de EE.UU. organizaron desfiles para promover los bonos de guerra, cuyas ventas ayudarían en la financiación del conflicto que aún no había terminado por completo.

Dos de estas ciudades tomaron medidas diametralmente distintas respecto al desfile una vez se conocieron los primeros casos de la enfermedad. La disparidad en las estadísticas se convirtió un caso de estudio que concluyó que la distancia social es una estrategia eficaz para frenar las epidemias.