Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

viernes, 18 de agosto de 2017

Reconocerán a dominicano líder de los derechos civiles afroamericanos

NUEVA YORK. Casi nadie, especialmente en la comunidad dominicana, ha oído hablar de él.
Su nombre no aparece en la plataforma digital de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.
En los libros oficiales de texto de historia, impartidos en escuelas y universidades, tampoco se le ve.
Aparece en escasas y escuetas reseñas sobre el movimiento de derechos civiles de los afroamericanos en Nueva York y solo aquellos estudiosos de esa historia conocen parte de su trayectoria.
El liderazgo dominicano no se ha preocupado por rescatar y promover su legado, y en instituciones como el Centro de Estudios Dominicanos, con sede en CUNY, tampoco se han encargado de proyectarlo.
Se trata del dominicano de la raza negra Carlos A. Cooks, nacido en la República Dominicana el 23 de junio de 1913 y fallecido en Harlem (Nueva York) el 5 de mayo de 1966.
De sus aportes, como su activismo en el Movimiento Nacionalista Negro, es poco lo que se reseña en estrechas biografías y solo se le dedican algunos párrafos obligatorios por su lealtad al británico Marcus Harvey y sus relaciones esporádicas con los asesinados líderes Martin Luther King y Malcom X.
Después de eso, su nombre ha sido prácticamente borrado de la historia y en la diáspora criolla es una figura inexistente.

Pero ya se acordaron de él y líderes como el congresista Adriano Espaillat y el presidente de la Cámara de Comercio de El Gran Harlem, Lloyd Williams, quienes decidieron rendirle homenaje en la celebración de la Semana de Harlem, que contará con la Villa Dominicana, entre otras atracciones, que formarán parte de la presencia criolla en Nueva York.


Trayectoria de Cooks

Cook fue el fundador y líder del grupo “La Legión Afroamericana”, cuyos militantes vestían uniforme militar.

Dirigió entre los años 30, 40 y 60 varias manifestaciones en defensa de los derechos civiles, y fue arrestado varias veces por la policía.

Emergió en un momento en el que Luther King, Malcom X, Rosa Park y otros líderes nacionales afroamericanos eran considerados una amenaza para el sistema político de Estados Unidos.

Algunas publicaciones con formato de folletos, se refieren a su vínculo con Garvey, llamándolo “su hijo ideológico”.

El autor de una de las reseñas dedicadas a Cooks, Robert Harris, dice que “Carlos Cooks era la verdad personificada”. “Es también la verdad que si un hombre puede ser elegido como la personalidad individual más responsable de la resurrección en la filosofía y el programa de Marcus Garvey, entonces ese hombre es Carlos Cooks”, agrega.

Y añade: “Carlos Cooks era para el nacionalismo negro lo que John Coltrane era para el llamado jazz de vanguardia, y lo que Aretha Franklin es para la música del alma, el progenitor primordial entre sus pares respectivos. La principal diferencia fue el hecho de que durante su vida, Cooks nunca recibió su reconocimiento apropiado. Esto se debió principalmente a que se le negó la cobertura nacional de la prensa blanca y negra, y estaba obligado por un juramento a no buscar publicidad para sí mismo”.

Ese reconocimiento llegará esta semana, cuando en una ceremonia de reconocimiento en Harlem, se incluya el nombre de Cooks.

Él será honrado junto a otras celebridades dominicanas como el propio Espaillat, el corredor Félix Sánchez, la modelo y actriz Christina Méndez, nieta de Joseito Mateo, Zoe Saldaña, la soldado Ramona Valdez, muerta en la guerra de Irak, David Ortiz, Sammy Sosa y muchos otros.

El lema principal de la celebración es “Harlem: Hogar de los Inmigrantes, Honrando la Diversidad Internacional de Nueva York“. Sus organizadores dijeron que los dominicanos y neoyorquinos destacados serán el centro principal.