Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

viernes, 13 de enero de 2017

La organización Human Rights Watch alerta de “era negra” con llegada Trump

La organización Human Rights Watch (HRW) advirtió ayer de la posibilidad de que el mundo entre en una nueva “era negra” para los derechos humanos debido al resurgimiento de una peligrosa ola de populismo encarnada por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
Hacía años que HRW no presentaba su informe anual en Washington, ciudad que ahora “representa” la amenaza del autoritarismo para los derechos humanos en el mundo y que ha tomado el relevo a Estambul, sede de la anterior presentación, detalló hoy en una rueda de prensa el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.
“Si prevalece la atracción del líder autoritario y las voces de la intolerancia, el mundo corre el riesgo de entrar en una era oscura”, alertó Roth durante la presentación del informe. La organización alerta de una “nueva generación de populistas”, que pretende hablar por el “pueblo” y, en nombre de la “voluntad de la mayoría”, amenaza los derechos de aquellos que ven como un obstáculo, es decir, los refugiados, las minorías, los inmigrantes y las comunidades indígenas. “El nativismo, la xenofobia, el racismo y la islamofobia están en auge”, alertó Roth, que comparó a los nuevos “demagogos” con los fascistas y comunistas del pasado siglo. El director ejecutivo de Human Rights Watch consideró que la campaña presidencial de Trump ha sido un ejemplo de la “política de la intolerancia” basada en ataques a las mujeres, a las personas con discapacidad, a los musulmanes, a los refugiados y a los inmigrantes indocumentados. “Nos preocupa profundamente que Trump mine muchos de los estándares que son vitales para la democracia”, dijo Roth. En ese sentido, habló de los ataques a los inmigrantes indocumentados formulados por Trump, quien en la campaña presidencial prometió deportar a los once millones de indocumentados que viven en el país y tras las elecciones dijo que expulsaría a los que tienen “antecedentes penales”, cerca de tres millones. Roth denunció que hay poca claridad sobre el criterio que usará el Gobierno de Trump para determinar quiénes entran dentro de la categoría de “criminal”, puesto que en muchos casos los inmigrantes cuentan con antecedentes penales por haber tratado de reingresar de manera irregular en territorio estadounidenses.
Fuente. Hoy.com