Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Adriano Espaillat, primer dominicano en llegar al Congreso de EE.UU

NUEVA YORK.- Decenas de dominicanos celebraron hasta la madrugada de este miércoles en el Alto Manhattan el triunfo de los dominicanos Adriano Espaillat al Congreso Federal, de Marisol Alcántara al Senado Estatal y de Carmen de la Rosa, a la Asamblea Estatal.
La mayor celebración ha sido por Espaillat, al convertirse en el primer dominicano en llegar al congreso norteamericano, donde se toman grandes decisiones mundiales. También han manifestado su regocijo porque dos mujeres, Alcántara y De la Rosa, por primera vez hayan ganado, quedando claro que ya los dominicanos son un poder político en Nueva York.
En los vecindarios de Washington Heights e Inwood se sentía la algarabía y el entusiasmo. Solo se hablaba sobre el electo congresista, que viene a sustituir una leyenda como es Charles Rangel, quien permaneció por más de 45 años en dicha posición.
“Es hora de los dominicanos”, porque somos mayoría en el distrito 13, se escuchaba por doquier.
El nuevo congresista esperó los resultados en el restaurant 809 junto a su soporte político, el concejal Ydanis Rodríguez, y las nuevas funcionarias, además de connotados líderes comunitarios dominicanos.
Allí estaban Rafael Lantigua, Yomare Polanco, Rafael Tavares, Radhamés Garcia, Gisela Tejada, Bienvenido Lara Flores, Andrés Aranda, Sergio Consuegra, Gregorio Morrobel, Tirso Piña, Jacqueline Guilamo, Orlando Rosario, Isabel Fermín, Radhamés García, Pedro Aguiar y Manuel Feliz, enre otros.
Asimismo el cónsul general en esta urbe, Carlos Castillo, los vicecónsules Cecilia Báez, José Tomás Paulino, y el senador por Montecristi, Heinz Siegfried Vieluf Cabrera
Espaillat manifestó que por primera vez el distrito 13, después de 75 años manda a un congresista a Washington desde el alto Manhattan.
“Después de 6 años de lucha, esta comunidad se siente alentada porque tendrá una voz que tomará en cuenta las necesidades de las familias trabajadoras, pero el triunfo no fuera tan dulce si no fuese por la realidad que contamos con dos mujeres nuevas en posiciones electas”, dijo.
Subrayó que después de 20 inviernos lo eligieron como asambleísta, y hace seis años como senador, y que ahora se siente orgulloso de poder representarlo en el Congreso de los Estados Unidos.
“Vamos a trabajar para todas las comunidades, no vamos a tener privilegio de una sobre la otra, no nos vamos a convertir en lo que reprochamos ayer”, dijo.
Precisó que “desde julio hemos ido a los sectores de El Barrio, Harlem, el Bronx, y a través del distrito que representamos hemos tenido más de 230 reuniones con líderes y organizaciones, porque ellos son parte de una nueva visión a desarrollar en este distrito y que incluya a todos”.
Reiteró que en los primeros 100 días trabajará para promover la reforma migratoria que lleva años posponiéndose, y que será una de sus prioridades en Washington DC.
Dijo que además trabajará por la vivienda asequible, que tanto afecta a nuestra comunidad, porque el costo de vivir en Nueva York se ha disparado a un nivel insoportable.
Dio las gracias a los afroamericanos, puertorriqueños, asiáticos, mexicanos, rusos, vietnameses, africanos, griegos, judíos y toda la etnia que componen el distrito, por ofrecerle la oportunidad de llevar una nueva voz.
“Y a mis compatriotas dominicanos debo decirle, que lindo en el tope está dominicana bandera, quien te viera, quien te viera, más arriba mucho más”, dijo, ocasionando una larga ovación.
wj/am