Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

lunes, 31 de octubre de 2016

Banco Central aumenta la tasa de política monetaria a 5.50% anual

SANTO DOMINGO.- El Banco Central aumentó su tasa de política monetaria (TPM) en 50 puntos básicos, de 5.00% anual a 5.50% anual, efectivo el 1 de noviembre.
De acuerdo al esquema de gestión de liquidez de corto plazo del BCRD, la tasa de depósitos remunerados (overnight) se aumenta de 3.50% a 4.00% anual y la tasa de facilidades de expansión (repos), se incrementa de 6.50% a 7.00% anual.
La decisión en torno a la tasa de referencia tiene un carácter preventivo y persigue generar certidumbre a los agentes económicos.
Esta medida toma en consideración el balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación, las expectativas del mercado, el contexto macroeconómico interno, así como el entorno internacional relevante para la economía dominicana; en particular las expectativas al alza de las tasas de interés de la Reserva Federal (FED), la tendencia reciente de mayores precios internacionales de petróleo y la incertidumbre que ha generado en mercados internacionales el proceso electoral de Estados Unidos de América (EUA), entre otros.
De acuerdo al Banco Central, en septiembre, la tasa interanual de inflación se situó en 1.35%, mientras la inflación acumulada alcanzó 0.35% al cierre de ese mes. Asimismo, la inflación subyacente interanual, relacionada con las condiciones monetarias, ascendió a 1.78 por ciento.
Si bien la inflación se ha mantenido de forma persistente por debajo del rango meta y la economía ha crecido a tasas por encima de su potencial, comportamiento que obedece al choque positivo de oferta, asociado principalmente a la caída de los precios internacionales del petróleo. No obstante, durante los últimos meses se ha observado un incremento gradual en los precios del petróleo, mientras las proyecciones señalan que este proceso continuaría en el horizonte de política.
En ese sentido, dijo que las proyecciones de inflación para 2017 indican una moderada tendencia al alza, lo que podría implicar potenciales riesgos de desvíos de la meta de inflación de 4.0% ± 1.0%. De la misma manera, mayores precios del petróleo tendrían un impacto sobre el resultado proyectado de la Cuenta Corriente.
En el ámbito doméstico, la actividad económica continúa expandiéndose a un ritmo superior a su potencial. En enero-septiembre, el Producto Interno Bruto (PIB) real creció 6.9% interanual y las previsiones actuales indican que el crecimiento económico al cierre de año sería de 6.5%, el más alto de América Latina por tercer año consecutivo.
En la medida que se disipe el choque positivo de oferta, es decir que los precios del petróleo presenten una trayectoria al alza, el PIB real convergería a su nivel potencial en el horizonte de política. En el sector financiero, el crédito al sector privado en moneda nacional se expande a una tasa en torno a 12.0% interanual en el mes de octubre, creciendo por encima del PIB nominal y más allá de lo contemplado en el Programa Monetario.
Según el Banco Central, en el sector fiscal, el gasto público se ha desacelerado notablemente en la segunda mitad del año y se esperaría que al cierre de 2016 el déficit se aproxime a lo estipulado en la última proyección del Presupuesto Nacional, consolidándose en torno a 2.3% del PIB para el año siguiente.






Por el lado de las cuentas del sector externo, el déficit de cuenta corriente cerraría 2016 con un déficit cercano a 1.7% del PIB. Este contexto de fundamentos macroeconómicos sólidos, unido a la decisión preventiva del Banco Central de aumentar su Tasa de Política Monetaria, contribuye a mantener condiciones propicias para acumular reservas internacionales y promover la estabilidad relativa del mercado cambiario.