Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

miércoles, 27 de abril de 2016

Increíble niña de 8 años ha derribado el mayor tabú de la medicina

La familia de Grace acaba de conseguir algo histórico: la primera autorización legal para el uso medicinal del cannabis en México.
“Grace va a ser la primera mexicana en consumir marihuana legalmente con fines médicos", nos dice Raúl Elizalde con una sonrisa.
La familia Elizalde Benavides acaba de marcar un hito en la medicina de México. La hija de Raúl, Grace, ha sido autorizada por un juez para usar un derivado del cannabis como fármaco terapéutico.
400 convulsiones al día
Grace tiene 8 años y sufre una epilepsia infantil conocida como síndrome de Lennox-Gastaut. Su epilepsia es refractaria: no responde a los tratamientos anticonvulsivos que lleva utilizando desde que era un bebé de meses.
Grace tiene hasta 400 convulsiones en un día. Nadie sabe qué siente cuando en su cerebro se originan esas descargas eléctricas. No puede comunicarse, caminar o alimentarse por si misma. Necesita atención cada segundo de su vida.
"Muy a su manera, trata de interaccionar con nos
otros. Nos da las manos para que la cojamos. Cuando quiere comer, golpea la mesa”, nos dice su padre. "Mi hija es un bebé de 6 meses en el cuerpo de una niña de 8 años", resume.
El síndrome de Lennox-Gastaut implica además un deterioro neurológico progresivo para Grace. Hasta ahora, no le ha funcionado ningún tratamiento de los que ha probado.
Mi hija es un bebé de 6 meses en el cuerpo de una niña de 8 años
"Durante toda su vida ha tomado 19 medicamentos. Ahora mismo está tomando 4 antiepilépticos a la vez. Nunca ninguno le ha hecho efecto", explica Raúl desde su casa en Monterrey.
La telaraña de Charlotte
Hace dos años, más o menos cuando nació Valentina, la hermana de Grace, Raúl y su mujer Mayela aceptaron que a su hija mayor se le realizase una callosotomía.
"Es una cirugía en la que se cortan tres cuartas partes del cuerpo calloso, el haz de fibras nerviosas más grande del cerebro, para que las crisis no fueran tan fuertes". Tampoco funcionó. De hecho, las convulsiones han ido aumentando en intensidad.
Todo parecía perdido cuando Raúl y Mayela conocieron la historia de Charlotte Figi, una niña de Colorado (EEUU) de 6 años que sufría epilepsia bajo el síndrome de Dravet.
Todo parecía perdido cuando conocieron la historia de Charlotte Figi, una niña de EEUU que había conseguido reducir de 300 episodios semanales a 4 mensuales. El medicamento ‘milagroso’ estaba en la planta del cannabis
Los ataques epilépticos de Charlotte se consiguieron reducir de 300 episodios semanales a 4 mensuales. El medicamento "milagroso" estaba en la planta del cannabis. Concretamente en el aceite de cannabidiol (CBD), un compuesto orgánico derivado de la planta pero, al contrario que el THC, sin propiedades psicoactivas.