jueves, 13 de agosto de 2015

Madre asesinada y sus hijos vivían aterrados por la violencia de su esposo

Ingrid Encarnación había acudido a la Fiscalía varias veces para deterner la violencia de su pareja.
Con sus tres hijos a cuesta, rodó por la casa de sus hermanas, la acogían por turnos para que pudiera huir de su perseguidor. El domingo fueron hasta San José de Ocoa, Hasta allá llegó  Bienvenido Roa Alcántara, pero ya Ingrid Encarnación había salido hacia la capital. No estaba a salvo. Su esposo la encontró. Saltó una pared, golpeó a un cuñado de Ingrid con la cacha de su pistola y a otro lo encañonó. Ella acudió al escuchar los gritos. El padre de sus hijos le disparó siete veces y, luego, se suicidó. Lo que ella había alertado a las autoridades, ocurrió.
Este fue el documento que le entregó la Fiscalía a ingrid, con la citación su agresor, para que se lo entregara ella misma.
Tras 17 años de matrimonio, durante los cuales recibió golpes, represión y aislamiento, no tenía teléfono ni redes sociales, Ingrid logró que hace siete meses que su marido acudiera  una cita con las autoridades de Violencia de Género. Él se comprometió a asistir a terapia y a vender su pistola. No cumplió ninguna de las dos promesas, pero nadie le dio seguimiento para verificar si lo había hecho o no.
Desesperada, aterrada, al igual que sus tres hijos, Ingrid volvió a pedir ayuda. En la Unidad de Violencia de Género le entregaron una citación para su esposo. Pero, como han denunciado muchas mujeres, le dijeron que ella debía entregársela. Es decir,  Ingrid debía acercarse al hombre que la perseguía y la amenazaba con matarla para darle un papel que, de seguro, lo volvería aun más colérico. Esto sola, sin apoyo alguno. Ingrid no lo hizo. La cita era para este jueves 13 de agosto.  Murió un día antes. Reproducimos el contenido del papel que, después de dar numerosos viajes a la Unidad de Violencia de Género,  le entregaron a esta mujer asesinada frente a sus hijos, sobrinos, cuñados y una hermana.

Gobierno anunciará nuevas medidas para controlar definitivamente la delincuencia

El Gobierno dijo que próximamente anunciará nuevas medidas en el orden preventivo y punitivo que irán más allá de los operativos “de ocasión”, para garantizar la paz y la seguridad ciudadana, y asegurar de una vez y por todas el control de la delincuencia.
“Y estamos incorporando nuevas medidas, en el orden preventivo y en el orden punitivo, para que la paz y seguridad ciudadana sean sostenibles en el tiempo, que no sean operativos de ocasión, sino que ese conjunto de medidas que anunciaremos próximamente, a medida que se van acordando, pues, aseguren, de una vez por todas que la delincuencia será controlada, efectivamente”, manifestó el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo.
El funcionario explicó, como elemento revelador, que en esta semana ha habido una reducción de un 68% de las muertes violentas por delincuencia y muertes violentas en general se registró una reducción de un 20%. Según explicó, los asaltos bajaron un 50%, el despojo de armas aumentó un 16%; una reducción de un 58% en robo de vehículos.
“Es decir, como se puede ver, el operativo ha sido un éxito, la acción del comando conjunto unificado ha dado como resultado, el propósito que hemos querido de devolver la paz a los ciudadanos”, manifestó Gustavo Montalvo.
Sus declaraciones se produjeron al sostener un encuentro de alto nivel con los miembros de los organismos de seguridad y defensa, en la que explicó que hasta el momento los operativos conjuntos de la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa han sido exitosos.
“Puedo decirles con sumo placer que en esta semana ha habido éxitos importantes en ese objetivo”, dijo.