sábado, 27 de febrero de 2010

Autoridades chilenas cifran en 214 el saldo mortal del terremoto

El terremoto de magnitud 8,8 llegó a sentirse hasta en Sao Paulo, en Brasil, a unos 2.900 kilómetros al este.

SANTIAGO DE CHILE.- Un temblor 50 veces más fuerte que el ocurrido en enero en Haití dejó al menos 214 muertos, un número aún no cuantificado de heridos y cientos de miles de damnificados, además de destruir cientos de casas, puentes, y vías de comunicación en el centro y sur de Chile.

El terremoto, de 8,3 grados en la escala Richter, según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), se produjo a las 3:36 hora local (6:36 GMT) y recordó a los chilenos que viven en uno de los países más sísmicos del planeta.

El Gobierno de Chile declaró zona de catástrofe el territorio afectado, que abarca una larga franja de casi 1.000 kilómetros desde la región de Valparaíso hasta la de la Araucanía, y calificó el fenómeno de "cataclismo de dimensiones históricas".

"Desde el año 1960 (fecha del terremoto de Valdivia, el mayor de la historia) nunca habíamos tenido un terremoto así", dijo el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, quien agregó que las autoridades esperan "tener un país más normalizado" en las próximas 48 ó 72 horas.

Durante toda la jornada se dejaron sentir réplicas, algunas de ellas de hasta de cuatro grados en la escala Richter, agravando así los numerosos daños, que incluyen puentes y pasarelas peatonales caídos, cientos de casas destruidas y barrios enteros anegados por olas gigantes en algunas ciudades costeras.

Las autoridades recomendaron a los chilenos no viajar, salvo por estricta necesidad, mientras que numerosas ciudades, incluida la capital, permanecen semiparalizadas.

En Santiago no funciona el ferrocarril subterráneo y el transporte de superficie es escaso, mientras que el aeropuerto internacional permanece cerrado debido a los daños en la torre de control, las terminales de pasajeros y las vías de acceso.

En cuanto a los damnificados, sólo en la región del Bío Bío, la más castigada por el sismo, los afectados ascienden a 400.000.

El terremoto también causó víctimas mortales en Argentina, donde dos personas murieron y otras dos resultaron heridas como consecuencia de un sismo de 6,1 grados en la escala de Richter que sacudió la provincia de Salta, en el norte del país.

La naturaleza ha puesto a puesto a prueba el espíritu solidario de los chilenos, liderados por su resuelta e incansable presidenta, quien a primera hora se desplazó en helicóptero a las zonas más afectadas.

Bachelet ordenó las primeras medidas de ayuda, llamó a sus compatriotas a la tranquilidad y agradeció con serenidad los mensajes solidarios recibidos de todo el mundo.

En tanto, el presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, anunció que destinará el dos por ciento del presupuesto público para la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto.

"Comprometo la total ayuda y el compromiso del equipo del futuro gobierno con la presidenta Bachelet", dijo Piñera al tiempo que pidió a las actuales autoridades de emergencia que sigan colaborando después del traspaso presidencial, el próximo 11 de marzo.

La mandataria chilena no asistirá a la investidura como presidente de Uruguay de José Mujica y se suspendió el V Congreso Internacional de la Lengua anunció el canciller, Mariano Fernández.

Además, se mantiene la incógnita sobre la visita, el lunes, de la secretaria de Estado norteamericano, Hillary Clinton.
El ministro de Relaciones Exteriores agradeció la ayuda ofrecida por numerosos países, pero precisó que primero es necesario elaborar un catastro de los daños ocasionados por el terremoto.

Uno de los más problemáticos es el cierre del aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez de Santiago, que mantendrá paralizado al menos dos o tres días el tráfico aéreo en el país y obliga a desviar los vuelos con destino a la capital chilena hacia las terminales de los países vecinos.

Fuentes de la Embajada de España informaron a Efe de que no les consta que alguno de los casi 50.000 ciudadanos de ese país residentes en Chile se encuentre entre las víctimas del terremoto.

Las localidades costeras y del interior de las ocho regiones afectadas permanecían hoy con las calles vacías y los comercios cerrados, mientras los vecinos hacían recuento de los daños.

Los servicios de limpieza se afanaban en retirar los escombros que cubrían las aceras, donde se amontonaban cristales y cornisas arrancados desde las fachadas de los edificios, en su mayoría de poca altura.

Durante toda la jornada se sucedieron mensajes de apoyo y muestras de solidaridad hacia los afectados procedentes de gobiernos y cancillerías de todo el mundo.

Pero junto a los gestos humanitarios, también se han dado algunos casos muy asilados de saqueos, rápidamente controlados por a policía, que sin embargo no pudo evitar que en Chillán, a 40 kilómetros al sur de Santiago, cerca de 300 presos se escaparan de la cárcel local.

Leonel Fernández proclama con nueva Constitución RD continuará camino del fortalecimiento institucional

Expresa solidaridad con Chile por terremoto de esta madrugada.

SANTO DOMINGO.- El presidente Leonel Fernández inicio su discurso ante la Asamblea Nacional, con la nueva Constitución, donde reiteró que está convencido que con la aprobación de estas disposiciones legales, en base al diálogo franco y abierto, la República Dominicana continuará avanzando por el camino del fortalecimiento institucional de su sistema democrático, “premisa fundamental para que pueda haber progreso y bienestar”.

“Esa nueva Constitución, que postula el Estado de Derecho, la eliminación de la arbitrariedad y el abuso de poder, la iniciativa popular en materia legislativa, la garantía al pleno ejercicio de las prerrogativas individuales, la equidad de género y la creación de un Tribunal Constitucional, constituye el punto de partida de lo que debe ser el objetivo político fundamental de la República Dominicana en el siglo XXI: la consolidación de la democracia, la libertad y el desarrollo”, precisó.

El mandatario dijo que todo esto, por supuesto, coloca al pueblo dominicano como artífice o actor fundamental de nuestro sistema político democrático. Así lo consigna, de manera inequívoca, el artículo 2 del nuevo texto, que dice así: “La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o en forma directa…”

Asimismo reconoció que con la aprobación de esa nueva Constitución, se requiere ahora de nuevos proyectos e iniciativas que contribuyan a modernizar, ajustar y adaptar nuestra actual legislación a lo estipulado en la nueva Carta Magna.

Entre los nuevos proyectos que deberán suscitar la atención de este Congreso Nacional, se encuentran, entre otros, la Ley de Partidos Políticos, que aunque no fue objeto de un acuerdo formal con la oposición cuando se suscribió el pacto en favor de la aprobación de la Constitución, responde, sin embargo, a la necesidad de reglamentar el sistema de partidos en el país.

Pero, además, se encuentran también la Ley de Administración Pública, la Ley de Participación Popular, la Ley de Procedimientos Administrativos, la Ley de Jurisdicción Contencioso – Administrativa, la Ley del Tribunal Constitucional y de los Procesos Constitucionales, la Ley de Expresión y de Medios de Comunicación, la Ley de Radio, Televisión e Internet o Ley de Audiovisuales, la Ley de Clasificación de la Información, la Ley de Publicidad y la Ley de Cine.

De igual manera, habrán de producirse modificaciones a la Ley sobre el Defensor del Pueblo, el Recurso de Amparo, la Ley Electoral, la Cámara de Cuentas y la Ley de Municipios y el Distrito Nacional.

Situación de Haití

En lo que respecta a Haití, el jefe del Estado reafirmó lo que ya he sostenido en varias oportunidades: el profundo orgullo que siento por nuestro pueblo, el pueblo dominicano, ante la enorme capacidad de solidaridad y cooperación demostrada con motivo de la tragedia que recientemente sacudió de espanto y de dolor al hermano pueblo haitiano.

Diversas historias podrán ser contadas de los múltiples actos de apoyo y solidaridad realizados tanto por instituciones del Gobierno como por organizaciones del sector privado, pero la que probablemente más perdurará en el recuerdo, por su inmenso sentido humanitario, será la de una madre dominicana lactando a una criatura haitiana.

En ese momento el mandatario pidió un aplauso para la señora Sonia Marmolejos, quien fue invitada al acto solemne en el Congreso Nacional

Se refirió al trabajo de diversas instituciones del Estado dominicano en Haití, en el diseño de planes e iniciativas para dar respuesta, en lo inmediato, a los daños causados por el terremoto, así como también a la elaboración de un plan integral, de mediano y largo plazo, de desarrollo económico, social y político del país.

Esos trabajos culminarán con la celebración aquí en Santo Domingo, durante el mes de junio, de una Cumbre Mundial por el Futuro de Haití, como ya se ha informado a la opinión pública, en la cual se procura establecer el compromiso de la comunidad internacional en hacer de la hermana República de Haití, una nación digna de mejor destino.

Con el respaldo inicial, espontáneo, que en su hora de dolor esa comunidad internacional ha tenido para con nuestros vecinos más próximos, nos sentimos animados en pensar que a escala mundial ya se tiene plena conciencia del imperativo moral que resulta de ir en auxilio de la primera nación, formada por descendientes de africanos, que en base a la sangre y al sacrificio de sus mejores hijos, se declaró libre del yugo de la esclavitud y del dominio de cualquier potencia imperial.

Se refirió al terremoto ocurrido en Chile, de una intensidad de 8.8 en la Escala de Richter, ala tiempo que expresó su solidaridad con el pueblo de Salvador Allende, de Pablo Neruda y Michelle Bachelet.

Dijo que en el plano internacional, su misión es convertir a la República Dominicana en un centro mundial para la paz.

Por: FRANCIA VALDEZ<El Nuevo Diario>