Pandemia de coronavirus: Contador en tiempo real, mapa mundial.

miércoles, 27 de enero de 2010

Lobo agradece a sus homólogos Arias y Fernández en discurso de posesión

Dice que acaban de salir de la peor crisis democrática de Honduras


Tegucigalpa, (EFE).- El nuevo presidente de Honduras, Porfirio Lobo, afirmó hoy que Honduras ha superado la peor crisis de su historia democrática y pidió una "necesaria e indispensable" reconciliación con la comunidad internacional.

Lobo, quien entre abucheos, agradeció al presidente de Costa Rica, Óscar Arias, "por haberse interesado desde el principio en una solución justa y pacífica" para la crisis, y al jefe de Estado dominicano, Leonel Fernández, por la firma del acuerdo que facilitará la salida del país de Zelaya, quien está en la embajada de Brasil.

"Estoy seguro de que muy pronto se permitirá nuestra pronta incorporación", dijo, tras agradecer la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo del que Honduras fue suspendido tras el golpe de Estado contra Zelaya.

"Acabamos de salir de la peor crisis política de nuestra historia democrática, pero hemos logrado evitar todos los grandes peligros que afrontaba nuestra nación", dijo Lobo en su discurso de investidura, en el que hizo varios llamados a la unidad nacional tras la crisis política desatada con el golpe de Estado de junio pasado.

"Estamos listos y dispuestos a enfrentar el futuro unidos", dijo el presidente que ganó las elecciones del 29 de noviembre, no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional por entender que se desarrollaron en un marco de ruptura constitucional tras el derrocamiento de Manuel Zelaya.

Lobo subrayó su "firme convicción de que el diálogo lo resuelve todo" y aseguró que "Honduras abre sus brazos amigos a todos los pueblos del planeta, sea cual fuere su orientación política, su raza o su religión".

"Deseamos que la reconciliación nacional se extienda a una necesaria e indispensable reconciliación con la comunidad internacional", agregó.

Entre abucheos, agradeció al presidente de Costa Rica, Óscar Arias, "por haberse interesado desde el principio en una solución justa y pacífica" para la crisis, y al jefe de Estado dominicano, Leonel Fernández, por la firma del acuerdo que facilitará la salida del país de Zelaya, quien está en la embajada de Brasil.

"Estoy seguro de que muy pronto se permitirá nuestra pronta incorporación", dijo, tras agradecer la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo del que Honduras fue suspendido tras el golpe de Estado contra Zelaya y que también fue abucheado.

Afirmó que seguirá con el Acuerdo de Tegucigalpa-San José, firmado entre los representantes del presidente depuesto y el ex gobernante de facto, Roberto Micheletti, y anunció que se instalará una Comisión de la Verdad, porque "es justo" que todos sepan lo ocurrido antes, durante y después del derrocamiento de Zelaya.

Lobo recordó que recibe el país en la situación "más difícil" de su historia, con "una inmensa, casi inmanejable, deuda externa" y tras dejar de recibir más de 2.000 millones de dólares de los organismos financieros internacionales desde junio pasado.

No obstante, se comprometió a impulsar la educación y la salud públicas, así como programas de cohesión social.

"Seré el presidente para todos porque Honduras somos todos", dijo.

Leonel llegó a Honduras, vendrá con Manuel Zelaya

Unos veinte países, entre ellos algunos de la Unión Europea, estarán representados en la toma de posesió de Lobo.

Tegucigalpa.- El presidente dominicano, Leonel Fernández, llegó hoy a Tegucigalpa para asistir a la investidura del mandatario electo de Honduras, Porfirio Lobo, con quien firmó un acuerdo que permitirá al depuesto gobernante, Manuel Zelaya, trasladarse a República Dominicana como huésped distinguido.

Fernández llegó en un vuelo privado al aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa, según fuentes oficiales, y tiene previsto regresar hoy mismo junto a Zelaya, quien lleva más de cuatro meses encerrado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Acompañan al mandatario dominicano el canciller, Carlos Morales Troncoso, y el ministro de la Presidencia, César Pina Toribio, así como su portavoz, Rafael Núñez, entre otros colaboradores, según indicaron medios dominicanos.

Fernández y Lobo firmaron el pasado miércoles en Santo Domingo un acuerdo para que el segundo otorgue un salvoconducto a Zelaya y pueda salir de Honduras hacia República Dominicana.

También se encuentran en Honduras el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, y el de Taiwán, Ma Ying-jeou, así como el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos.

Unos veinte países, entre ellos algunos de la Unión Europea, estarán representados en la toma de posesión de Lobo, que se celebra hoy en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.