martes, 30 de junio de 2009

"Hay una orden de captura contra Zelaya en honduras dice micheletti"


Roberto Micheletti, presidente de Honduras, tras el golpe de Estado militar contra el mandatario Manuel Zelaya, advirtió de que en caso de que Zelaya intente regresar al país, los tribunales de justicia "tienen una orden de captura contra él". Durante una entrevista radiofónica, Micheletti expresó que esta orden es consecuencia de "los delitos" que cometió por su "interés de continuar en el Gobierno o por la actitud prepotente con que él había asumido los últimos meses".

En una segunda entrevista radiofónica con una estación española, Micheletti expresó que "no hay golpe de Estado ni nada que se le parezca", contra el presidente Manuel Zelaya y que "en ningún momento se ha roto el orden constitucional, es una sucesión constitucional que hemos hecho a través del congreso nacional, y eso es permitido en la Constitución nacional".

Nombrado presidente provisional de ese país centroamericano de 7,5 millones de habitantes hasta la puesta en funciones del próximo jefe de Estado en enero del 2011, el presidente del Congreso hondureño, Roberto Micheletti, empezó a formar su gobierno tras haber decretado 48 horas de toque de queda.

Zelaya se presentará ante la ONU
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, viajó esta madrugada desde Nicaragua a Estados Unidos, donde tiene previsto hablar ante la ONU para exponer la situación en su país tras el golpe de Estado. El mandatario iba acompañado de su canciller Patricia Rodas en un avión facilitado por Venezuela, según informaron funcionarios del aeropuerto internacional de la capital nicaragüense, quienes pidieron mantener el anonimato.

Mañana viajará a Washington, según anunció durante la reunión del Grupo de Río en Managua, desde donde se dispone a regresar a Honduras el jueves acompañado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.

Zelaya, dirigente de izquierda en el poder desde 2006, fue destituido el domingo por el ejército y con el aval del Congreso, por haber intentado organizar un referendo popular que le posibilitaría una reelección, una consulta considerada ilegal por la Corte Suprema. Los militares lo destituyeron y expulsaron hacia Costa Rica.

El derrocamiento de Zelaya provocó protestas y condenas de la comunidad internacional, de Estados Unidos a la Unión Europea, pasando por el conjunto de América Latina y la ONU. El presidente derrocado, Manuel Zelaya, anunció desde Managua que volverá a su país el jueves después de aceptar la propuesta de acompañamiento de José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, de Kirchner confirmó hoy que también estará al lado del mandatario a su regreso a Honduras.